Avda. Fuerzas Armadas 8 Local 3, Algeciras | Teléfono: 606 836 774

COSAS QUE SÍ DEBES DECIR A UNA ENFERMA DE CÁNCER DE MAMA

¿Qué es lo que Sí podemos hacer? lo más importante que podemos hacer siempre es escuchar, apoyar y acompañar. Cuando nos diagnostican, pasamos por una serie de altibajos, es como un duelo, por lo tanto la “aceptación” de la enfermedad no es inmediata, y en algunos casos jamás lo será. Primero nos sentimos perdidas, como en shock, después nos hundimos y llega el KAOS…. nos vamos a morir! (pensamos). Pero poco a poco todo toma otro rumbo, lloras ,descargas y buscas el porqué… Buscas hasta una causa, un culpable… Pero después los médicos te dan opciones, tratamientos, optimismo y tu vuelves a ver las cosas de otro color, aunque cada paciente necesitará su tiempo.

Este proceso está cargado de miedos e incertidumbres, no sabes lo que se nos viene encima y tantos cambios seguro que nos afectan, pero no sabemos hasta qué punto. Así que si te encuentras a un familiar o [email protected] dándote un día esta noticia, mi consejo es que le escuches y sobre todo respetes sus miedos, tendrá muchos, y tú también, lógicamente, así que deja que te cuente hasta dónde quiera contarte, después apó[email protected] y acompáñ[email protected] en todo el largo proceso de la manera más natural, pero no lo olvides, cada cosa en su sitio y todo por su nombre,el cáncer es el cáncer, la realidad tal como es. Dile…: Te entiendo muy bien, es normal que tengas miedo, pero piensa que estás en buenas manos médicas y que tu familia y [email protected] te vamos a ayudar en todo lo que necesites, no te vamos a dejar caer.

Cuando tengas ganas de gritar…GRITA, cuando tengas ganas de llorar…LLORA, cuando tengas que parar…PARA. Cuéntanos lo que quieras porque esto te ayudará a sentirte un poco mejor. Si alguna vez puedo acompañarte a alguna consulta médica, a alguna prueba, si necesitas que te lleven en coche…lo que sea, cuenta conmigo. Y allá cada uno en lo que se pueda ofrecer a ayudar, llevar o recoger los niños al cole, hacer la compra, sacar a pasear al perro, ayudar en las tareas cotidianas…

A nadie nos gusta ser un lastre y hacemos todo lo posible por no parecer enfermas y seguir la rutina del día a día, pero habrán momentos inevitables en plena quimioterapia (por ejemplo) que hay cosas que no se pueden hacer de manera normal, las fuerzas fallan,se instala el dolor y malestar en el cuerpo, el agotamiento… En estos momentos es cuando más se agradece la ayuda que pueda prestar cada uno.

Finalmente, trata de ser siempre [email protected] Una actitud positiva puede ayudar a establecer el tono para todo lo que haga. Es posible que no puedas controlar las cosas que le suceden, pero puedes cambiar la forma en que reacciona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *