C/ Teniente Miranda 61; Entreplanta A | Teléfono: 606 836 774

COSAS QUE NO PUEDES DECIR A UNA ENFERMA DE CÁNCER DE MAMA

Este es un tema muy delicado, y casi todos metemos la pata alguna vez. Intenta no llorar delante suya cuando te de la noticia, y menos si te lo cuenta aguantando por no hacerlo. Es muy triste sí, pero eso ya lo sabe la paciente, así que no necesitamos que nos lloren, necesitamos que nos animen.

Nunca jamás digas que conoces a alguien (familia o no) que han tenido un final drástico con ésta enfermedad, eso no ayuda nada, no creas que le estás haciendo bien, la estás hundiendo aún más. Por el contrario, nunca compares a otros casos que conoces, no digas, constantemente que fulanita de tal salió adelante.

Tu no sabes en qué punto está su cáncer de mama, no tienes toda la información y no sabes si es curable o no. No digas que somos fuertes constantemente, te aseguro que eso pesa mucho, luchas por serlo, pero al final es muy difícil y sientes mucha presión. Cuando escuchas tantas veces que eres una persona fuerte, al final no puedes decir lo que sientes en realidad, porque sorprenderías y preocuparías a muchísima gente de tu entorno más cercano y eso hace que tengamos aún más miedo y nos sintamos peor.

No se te ocurra decir a una enferma de cáncer que se está poniendo más gorda, estás metiendo la pata hasta el fondo. Ella no querría engordar así , a esta velocidad, pero los tratamientos con quimioterapia incluyen cortisona, y no es poca la que te dan, en pocas semanas notas un gran cambio físico. Es algo horrible para el paciente, no se lo restriegues en la cara, algú[email protected] hasta llegan a decir: Anda, pues yo pensaba que la quimio adelgazaba!

Si ves a una paciente con pañuelo o turbante, no le insistas en que se ponga peluca, seguramente lo haces de buena fe y pensando que se sentirá mucho mejor, pero llevar peluca o no es una decisión personal de cada una. Hay muchos motivos por los cuales no todo el mundo lleva peluca. Bien sea por el calor que da y los picores que pueden producirse en el cuero cabelludo o bien no pueda permitirse una, no olvidemos que las pelucas de cabello natural son carísimas.

No nos digas que todo va a ir bien cada vez que intentamos contarte nuestros miedos, hay momentos en que lo único que necesitamos es que nos escuchen, aunque no te guste lo que vayas a escuchar, deberías hacer el esfuerzo. No enmascares la realidad hay que ser realistas, es una enfermedad muy grave, la semana que viene podría estar muerta, déjame que te cuente qué siento. Muchas veces intentamos evitar ese momento en que te digan que todo no está bien, que algo está yendo mal y que tienes mucho miedo, déjame que te hable de mi futuro incierto, seguramente después me sentiré mucho mejor gracias a ti, por haberme escuchado.

Cuando preguntes ¿cómo estás? no lo hagas por rutina, aunque te digamos bien, dentro no lo estamos en realidad, es mejor que preguntes, cómo te sientes hoy? No compares jamás las sesiones de quimio, hay muchos tipos de quimio y las dosis no son iguales para todo el mundo, con algunas se cae el pelo, con otras no y apenas te enteras que te dan quimio. No se te ocurra comparar para quitarle importancia.

No restes importancia al cáncer, no digas que esto se cura, que con tanta investigación tenemos suerte! te sorprendería saber la de pacientes que no lo superan, lo vemos y nos enteramos mientras estamos en la sala de espera, mientras estamos en nuestra sesión de quimioterapia, o de radioterapia, algunas no han tenido esa suerte de que la investigación las haya salvado.

Y por supuesto NUNCA JAMÁS digas que pasar por unas sesiones de quimio son como pasar una gripe!! LAS HAS PASADO TU? Pues ahórrate ese comentario hiriente.

Nunca te ofrezcas a ayudar si en realidad no piensas hacerlo nunca, no caigas en eso. Es posible que si necesiten tu ayuda en algún momento y sería bueno saber a ciencia cierta que vas a estar ahí llegado el momento, no podemos andar perdiendo el tiempo. A veces no nos sentimos con fuerza de ir a por el pan o de recoger a los niños del colegio, serías de gran ayuda en estos momentos, por ejemplo.

Y éstas son algunas de las cosas que se recomiendan no decir nunca a [email protected] paciente de cáncer, ya sea de mama o de cualquier otro tipo. Lo más importante para [email protected] [email protected] de cáncer en realidad, es que nos escuchen y a veces no queremos verlo así porque nos da miedo que lo que nos cuenten no vaya a afectar también a nosotros. Pero al final para esto estamos, no? para escuchar, para ayudar y para acompañarlos en esos duros momentos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.